domingo, 28 de junio de 2009

LA PREPARACIÓN DE ELIZABETH .cap.10


Sin perder ni un momento, entraron al bosque, y al llegar al árbol , los niños no sabían qué hacer. Fransua dijo : - No sé vosotros , pero pienso que lo mejor es esperar aquí a que lleguen las hadas para llevarnos - . Elizabeth preguntó : - ¿ y por qué tenemos que esperar ? Entremos - . Los niños, asombrados de las palabras de su amiga, se miraron y Anthea la dijo: – ¿Elizabeth, cómo quieres llegar a ese mundo si no te llevan las hadas? -. Elizabeth , sin entender aún el por qué decían sus amigos que no sabían entrar , les dijo : - yo sí he entrado y me han enseñado cómo llegar a ellas -. Los tres niños se quedaron asombrados , y la dijeron que se explicara, que no la entendían . Entonces, ella les comentó lo que la sucedió en el bosque y que las hadas la enseñaron cómo entrar a ese mundo .Tenían que llegar a un árbol que era muy grande pasado un puente chiquito con su riachuelo y allí visualizar una puerta de cristal .
Anthea, que había estado en ese bosque con su padre , le conocía entero y les dijo : - ¡ Ah sí ! sé dónde es ,he ido muchas veces , vamos seguidme .
Mientras andaban hacia el árbol los tres niños la dijeron a Elizabeth que ellos nunca habían entrado así que siempre entraban cuando soñaban , por eso se extrañaron de lo que les dijo.
Ícaro estaba tan nervioso que se iba comiendo las uñas , y comentó : – ¿ y si alguien nos ve aquí solos , Elizabeth ? , ( que las palabras de sus queridas hadas retumbaban aún en su mente ) Les dijo : – No tenéis que tener miedo , no sucederá nada.Pensad que ellos nos están protegiendo continuamente , sólo tenemos que visualizar y ellos nos abrirán todas las puertas. Venga, vamos .
Los tres niños, entusiasmados por la manera de cómo lo explicaba Elizabeth , y de la fe que tenía al decirlo , la obedecieron , y los cuatro se pusieron a visualizar en el árbol la puerta de cristal .
A los pocos minutos, empezaron a ver reflejos en el árbol y al rato observaron una puerta de cristal que se estaba abriendo .
Los niños, sin apenas poder pronunciar palabra, se quedaron con la boca abierta y entraron por ella . Al estar dentro, se dieron cuenta que era el mismo sitio en el que Drocus los dejó anteriormente.
Los cuatro niños empezaron a pensar a la vez en Drocus y a llamarle mentalmente. A los pocos minutos, escucharon su voz que les decía : - ¡ calma ya voy, esperad ! -. Los niños, impacientes, no veían el momento de hablar con él y que les explicara lo que estaba sucediendo.
Cuando a lo lejos, por fin, le vieron volar con sus alas tan grandes y se pusieron tan nerviosos que empezaron a gritar : -¡ Drocus , Drocus ! - . Al llegar donde estaban los niños, les dijo : – Hola mis pequeños , vamos montad deprisa .
Elizabeth que ya había cogido su puesto desde el primer momento,delante abrazada a su cuello , se colocó de igual manera , y los niños empezaron a preguntarle qué era lo que ocurría , a lo que él les contestó , algo muy serio: - Sólo puedo deciros que hay un gran peligro.Los niños ,asustados por aquellas duras palabras de Drocus , no veían el momento de llegar al castillo . Cuando Elizabeth dio un grito : - ¡ AHH !- , y todos a la vez preguntaron ¿ qué pasa ? Continuará .
Safe Creative #0909034360619

3 comentarios:

HADALUNA dijo...

Yo quiero tener un gigante que se llame Pistacho y que me lleve volando a las rebajas y me deje en la puerta de las tiendas....

Ainssss niña, ponte las pilas y sigue escribiendo que esto promete.

Besitos.

alma máter dijo...

y ¿qué pasa?.... bueno, mañana volveré a ver si me entero.

Un besote!!

DAPHNE dijo...

No os pongaís nerviosas que ya vereís todo lo que tiene que pasar la pobre si aún la queda jajajajajaja .